Sádhana

La palabra Sádhana no tiene traducción literal, la traducción mas parecida es meditación. También significa "esfuerzo". Esta práctica espiritual es de las partes más importante del Yoga.

La sádhana es el esfuerzo para alcanzar el desarrollo en todos los aspectos del ser humano. A través de ésta práctica espiritual (meditación), el ser humano consigue la expansión de su mente.

Ayuda a romper las barreras de lo limitado. Se expande al "Yo" sutil del ser. La mente como flujo no deja de sentir y su ritmo es continuo. La mente es comparada a las capas de una cebolla, que según se va pelando se llega al centro, al corazón.

De igual modo la sádhana ayuda a escarbar en las profundidades de la mente a medida que se adentra en ella. El sosiego y la tranquilidad se van estableciendo dentro del ser humano. También ayuda al ajuste de uno con el medio externo. El hombre por naturaleza busca la armonía, el ajuste consigo mismo, y con el mundo externo. En esta búsqueda la meditación ayuda al hombre a encontrar este ajuste tan necesario en nuestros días. La expansión de la mente desarrolla el conocimiento verdadero, conocer el "Yo", es conocer la tan ansiada Paz.

Mantra

Mantra es sonido y expresa la idea, la idea espiritual. Tanto la sádhana como el mantra están intrínsecamente unidos. El hombre da nombre a todo lo que le rodea. En la sabiduría del Yoga milenario contemplaban este aspecto y para alcanzar los niveles más profundos desarrollan la práctica espiritual del Mantra, también conocido como Japa (repetición de palabras).

Cuando tomamos un nombre (por ejemplo flor) al repetirlo en la mente nos viene la idea de ese objeto. Así mismo la idea del Mantra es para recordar nuestra Divinidad. Está formado por sonidos espirituales, que ayudan a la mente en el momento de la meditación en guiarla hacia la calma de los pensamientos. La mente en si no puede dejar de pensar por los tantos estímulos externos a los que el hombre está sometido.

Este aspecto era conocido por los antiguos yoguis. Sus conocimientos le ayudaron a encontrar el medio y ese medio es la práctica espiritual de la Sádhana y del Mantra ideacional que conducen al verdadero Ser del hombre. Esta herencia permite unirse a lo divino con la ideación que le recuerde la esencia, la Espiritualidad.